Se llevó a cabo la undécima edición del CFO Summit y fue premiado Bruno Demaría, el ejecutivo de Cargill.

Asistieron más de 300 personas a  la undécima edición del CFO Summit que organizan El Cronista Comercial, APERTURA y BDO Argentina, a partir de un relevamiento llevado a cabo por Cio Investigación en el que se seleccionó al mejor CFO de 2018.

Por cuarta vez se entregó el Premio al CFO,  y en esta edición se reconoció la labor de Bruno Demaría, director de Finanzas de Cargill. El segundo puesto correspondió a Pablo Miedziak, de San Antonio International y el tercero fue para Gabriel Cohen de Pampa Energía.

Este año la elección del mejor CFO se realiza dentro de un contexto muy particular. La relevancia de este actor corporativo ha cobrado una intensa dinámica desde el nuevo ciclo político dentro del cual no ha parado de crecer, debiendo pasar de un escenario con escasas posibilidades de acción a otro donde su rol se transforma en vertebral.

Demaría hizo su carrera en el Citibank, en el área de Mercado de Capitales, hasta que en 2007 fue reclutado por la cerealera. El director de Finanzas de Cargill dice que en los momentos de crisis financiera es fundamental transmitir serenidad. Y agrega: “Hay que tener un back up y pensar qué puede salir mal. Un plan b baja el estrés, aunque no sea bueno”.

Fue su habilidad en los momentos agitados la que le valió este año el premio al CFO del año. “Para un financiero, la Argentina es un buen lugar para aprender: siempre pasan cosas inesperadas”, dice.

El otro punto que destaca es la importancia de formar equipos. “Estoy enfocado en eso ahora. Pienso que uno se puede retirar tranquilo cuando hay un equipo armado y que puede funcionar bien, sin que esté uno. Le doy bastante importancia a que el equipo funcione. Nadie es indispensable”.

Lee la nota completa de Apertura con lo más importante del evento